FUNDACIÓN ECUATORIANA
SANTA MARÍA DEL FIAT

¡Trabajo y amor por un mundo mejor!

Trabajamos en la ejecución de proyectos enfocados en la educación, salud, adultos mayores, financiamiento de programas, becas estudiantiles y más actividades de ayuda social.

MISIÓN

Mejorar la calidad de vida, contribuyendo al desarrollo integral de los grupos marginados de la sociedad.

VISIÓN

Lograr el desarrollo integral de las personas mediante capacitación, asistencias financiera y técnica.

SANTA MARÍA DEL FIAT

¿QUIÉNES SOMOS?

Somos una institución con carácter de organización privada de beneficencia y bienestar social, sin finalidades de lucro. Aunque nuestras actividades iniciaron en el año 1972, nos constituimos legalmente el 3 de octubre de 1988 mediante Acuerdo Ministerial: 2360 (constitución) – 9515 (reforma) actual, gracias al Sacerdote suizo P. Othmar Stäheli Baldauf (+).

NUESTROS PROYECTOS

Ayuda Social

La organización trabaja de manera constante en la distribución oportuna adecuada, organizada y eficiente de productos alimenticios y diversas donaciones en varias comunidades de la parroquia Manglaralto, con la finalidad de atender las necesidades de grupos vulnerables y cientos de familias peninsulares. Trabaja en el aseo y cuidado de las viviendas, ayudando de esta manera con el mejoramiento del ornato.

Becas estudiantiles

Este beneficio permite ofrecer una formación básica y de bachillerato para un crecimiento digno y libre de violencia a cientos de niños, adolescentes y jóvenes de distintos lugares de la provincia y el país en la Unidad Educativa Santa María del Fiat.

Salud

Los consultorios Santa Hildegarda integrado por médicos voluntarios de la localidad y del Ecuador brinda a la ciudadanía atención médica de calidad colaborando con la salud y desarrollo integral de cientos de familias de la zona.

Unidad Educativa

Nos proyectamos a ser protagonistas en la transformación social, económica, productiva, educativa y moral de la Parroquia Manglaralto, tomando en cuenta la diversidad y a futuro ser considerada como una de las instituciones pioneras, fundamentales del cambio social y el buen vivir, siendo un referente educativo en la Provincia de Santa Elena.

Charlas motivacionales

Basado en los valores humanos se provee de estímulo a la comunidad. Cursos y talleres son parte de la Fundación.

Empleo

Con miras a generar oportunidades laborales a los habitantes de la parroquia se realiza la crianza de cerdos, elaboración de leche de soya y productos lácteos. Paralelamente se efectúan tareas de agroindustria (cerdo ahumado y embutidos).

P. Othmar Stäheli Baldauf (+)

Sacerdote suizo

Othmar Stäheli Baldauf

Nace en Suiza el 18 de Agosto de 1934. En esta fecha de su nacimiento, Dios había escondido de antemano dos destinos, dos etapas y dos grandes misiones de su vida: ROMA y la Península de SANTA ELENA.
En el pueblo Heiligkreuz, Suiza, lugar de muchos campos verdes y rodeados de montañas, pasó su niñez y juventud. La ganadería y los diferentes cultivos fue el sustento de la familia. Othmar contempló y amó mucho la naturaleza, adquiere conocimientos y penetra en sus secretos. Desde pequeño conoció en su familia el trabajo y la colaboración en todo.
Durante la II Guerra Mundial, su papa, Paul, fue llamado al servicio militar para defender la patria. En este tiempo, su esposa Elsa con sus diez hijos, asumió la tare difícil de atender la familia y el trabajo en el campo. Othmar, como hijo mayor de entre los varones apoyó fuertemente a su mamá en todo que podía.

Como consecuencia de la lucha en la guerra, su papá se enfermó gravemente y a los pocos años después murió. Es evidente lo que marcó el corazón de su hijo Othmar en este tiempo: el dolor por su padre y el amor sacrificado de su madre.
La vida en Dios fue inculcada en lo fundamental por sus padres. Othmar desde pequeño fue por muchos años monaguillo y Dios se encargó de alimentar su corazón. Para llegar a la Iglesia tuvo que caminar cada día cuatro kilómetros y por esto y por otras cosas más, se forjó en el sacrificio. Terminando su tiempo de colegio, y después de una crisis existencial, su guía espiritual le aconsejó salir al mundo y conocer otras realidades que abrirán su horizonte.


Con la vida del trabajo adquirió mucha experiencia, conoció el mundo y su realidad. Más, un interrogante surcó su corazón: ¿Cuál será el camino de su vida?
Podía haber sido un gran hotelero, un comerciante famoso, o un hombre rodeado de lujo. Más, Dios tenía otros planes, y encontró un corazón donde derramar su gracia. Othmar renunció al mundo y todas las posibilidades y su camino le llevó a los Hermanos de la Misericordia de María Auxiliadora, donde recibió un nuevo nombre: Hermano Rodolfo.

De la casa de formación en Suiza viajó el Hermano Rodolfo a Alemania (Trier) donde trabajó tres años con mucha entrega en grandes hospitales. Conoció el dolor, el llanto y las preguntas profundas en el lecho de la muerte.

Luego fue enviado a Roma donde su Comunidad atiende la Catacumba de Santa Domitila, lugar histórico de la Iglesia primitiva. Miles de peregrinos de todas las nacionalidades llegaron cada año. Para que no sólo sean visitas por turismo, el Hermano Rodolfo sabía causar impactos de fe.

En una peregrinación a Lourdes Othmar escribió el deseo de su corazón sobre un pequeño papelito y lo depositó en una urna: ¡QUIERO SER SACERDOTE!

Dios quitó todos los obstáculos y este deseo se cumplió maravillosamente. Después de un estudio teológico, el día de San Pedro y de San Pablo, el 29 de junio del 1968 fue ordenado sacerdote junto con diecisiete otros diáconos en la catedral de Solothurn.

Sus primeros tres años trabajó en la Parroquia Münchenstein (Basilea), como sacerdote coadjutor, donde fue muy apreciado por el Párroco Clemens Hegglin y todos los feligreses.

En el joven sacerdote se iba cristalizando cada vez más una gran inquietud misionera. Por la invitación de Monseñor Bernardino Echeverría a la Diócesis Solothurn, fue enviado el Padre Othmar como misionero a Ecuador, a la Península de Santa Elena, a la parroquia de Manglaralto, c,on el apoyo de amigos de Münchenstein, bajo la dirección de Truy Imhof.

Antes de partir realizó una peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Fátima. Durante la vigilia nació la oración que le acompañará por toda la vida:

“MARÍA, unimos nuestro “Sí” con el tuyo, para que Jesús con el Padre y el Espíritu Santo vivan en nosotros y lleven nuestro ser a la Plenitud de Dios. Amén.”

Durante 34 años el padre Othmar fue párroco de Manglaralto con sus diecisiete recintos en los cuales ayudó a todo nivel: en la pastoral administrando los sacramentos, en lo social como alimentación, salud, agua potable, en construcción de viviendas, huertos familiares, cursos de manualidades, fuente de trabajo y también en la educación, lo que hoy es la Unidad Educativa “Santa María del Fiat” en el Santuario con 1200 alumnos de toda la zona.

Por el gran amor a María Santísima nació en la mente del Padre Othmar la idea de ofrecer un Santuario a María Santísima como regalo de cumpleaños por los dos mil años  de su nacimiento en el año 1984. Para esto se ofrecieron de los diferentes recintos  hombres para contribuir a la construcción y  entrega del nuevo Santuario con la forma  significativa de ¡Un barco! La solemne inauguración del Santuario “María Blanca Estrella de la Mar” se realizó el 8 de Septiembre de 1984, fiesta de la Natividad de María Santísima.

El 13 de diciembre de 1984, cinco días después de la fiesta de la Inmaculada, el P. Othmar viajó a Suiza por el grave diagnóstico de cáncer pulmonar. Después de una operación muy difícil y bajo muchas complicaciones, los médicos desahuciaron a Padre Othmar con el pronóstico de tres semanas de vida. Pero el plan de Dios  no ha sido así, y de las manos de María Santísima recibió el  Milagro de la curación. Después de ocho meses pudo regresarse a Manglaralto y continuar la misión.

En el año 1989 fue aprobada la Fundación Ecuatoriana Santa María del Fiat , fundada por el padre Othmar, y el 8 de Septiembre de mismo año, Monseñor Bernardino Echeverría aprobó  la Asociación de fieles laicos Santa María de Fiat que hoy tiene sus miembros en todo el Ecuador y en algunos países más.

El 11 de noviembre del 1990 la imagen de María Rosa Mística en la Cripta del Santuario de Olón, derramó lágrimas de sangre,  mostrándonos así su presencia sobrenatural. Un hecho, que el padre Othmar entendió como aceptación de la Madre celestial del Santuario. Esta manifestación marcó los corazones de los presentes, y motivó a unas señoritas vocacionadas y presentes de consagrar sus vidas al Señor. En el año 2008 fue aprobada la Comunidad de misioneras laicas “Santa María del Fiat” por Monseñor Antonio Arregui.

A partir de la Semana Santa del año 2017, las fuerzas de Padre Othmar comenzaron a disminuir poco a poco. Después de una vida de servicio a los demás, practicando la misericordia de Dios, ofreció sus oraciones y la última etapa de vida desde su habitación para la salvación de todo el Ser. Su único deseo era: cumplir la Voluntad de Dios hasta el último momento de su vida, lo que supo vivir con toda humildad y sencillez.

El Padre Othmar es para todos nosotros un ejemplo de vida, un guía espiritual que sembró en nuestros corazones la búsqueda de cumplir la Voluntad de Dios, siendo María en nuestro tiempo, conviviendo con la Iglesia triunfante y el anhelo a lo infinito, como lo dijo Antoine de Saint-Exupéry: “Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho.”

Ahora está unido para siempre a Jesús, a la Virgen María que tanto ama y en comunión de todos los Santos, que eran para él testimonios del Fiat. Desde el cielo sigue acompañándonos de cerca en nuestro peregrinar hasta la Casa del Padre.

NUESTROS NÚMEROS

50
Años llevando esperanza a miles de personas.
120
Becas para familias de escasos recursos.
14
Comunidades vinculadas a nuestros proyectos.
1260
Alumnos se forman en nuestra Unidad Educativa.
200
Raciones alimenticias son entregadas cada dos semanas.

ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL

Gabriela Blochlinger

Gabriela Blochlinger

Directora Ejecutiva

Barbara Keller

Bárbara Keller

Directora Financiera

Lorena Sesme

Secretaria

Magaly Sesme

Rectora Unidad Educativa

Ingrid García

Directora de Proyectos Sociales

Janeth Garcia

Contadora

Contáctanos

E-mail: info@ fsmfiat-ecuador.org
Telefax: 5934 2901109
+593 969 434 963
+593 990 905 736
Vía a Dos Mangas km 2 ½, parroquia Manglaralto,
provincia de Santa Elena - Ecuador